El mundo se desploma a ambos lados del Atlántico

Hoy fue el peor día para Wall Street desde 2008,  a medida que los inversionistas iban tomando nota de que la economía de Estados Unidos puede entrar en una nueva recesión. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 4,3% durante el día, el Índice 500 de S&P perdió 4,8% y el Nasdaq 5,1%.

En tanto en Europa los inversionistas temen por la fortaleza de las economías  italiana y española. El reciente anuncio del Banco Central Europeo no ayuda a disipar esos temores porque nada dicen sobre una intervención para asistir a esas economías, de modo que los inversionistas huyeron presas del pánico y los mercados se desplomaron.

Como ya se mencionó en notas anteriores el problema no era Grecia, el problema es toda Europa, y Estados Unidos también, de modo que la recesión del mundo desarrollado, si es que no la recesión mundial, está a la vuelta de la esquina.

PoliticaPress