Madrid: Cerca de 1.500.000 de jóvenes peregrinos con el Papa Benedicto XVI

Cerca de un millón y medio de jóvenes católicos de todo el mundo participaron ayer 21 de agosto en la Misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), celebrada por el Papa Benedicto XVI en el aeropuerto militar de Cuatro Vientos, a pocos kilómetros de Madrid.

Cientos de miles de jóvenes católicos llegaron desde lugares tan distantes como Argentina, Uruguay y México, India, Australia y Japón, para participar de la peregrinación de cuatro días de la JMJ, que compartieron con otros tantos jóvenes europeos, muchos de ellos de España y Portugal.

El distintivo común: la alegría en los rostros juveniles, que no perdieron ni por los calores de 40 grados ni por dormir a la intemperie o por la fuerte tormenta que los azotó.

La reflexión común: estamos felices porque somos muchos en la misma fe y porque el Papa está con nosotros.

El Papa los instó a “compartir con otros la alegría de la fe”, y los jóvenes ya se refieren a la JMJ 2011, como “la jornada de la fe”.

PoliticaPress