Tailandia – Primera Ministra Yingluck Shinawatra aplica nueva política sobre el arroz

FEWS NET[i],  una organización financiada por la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), que realiza un seguimiento regular de los precios de los alimentos, acaba de publicar un informe sobre la nueva política de Tailandia en relación con el arroz.

Tailandia es el mayor productor de arroz del mundo y el tercer exportador de ese producto y sus agricultores se cuentan entre los que menos ganan en el mundo. En el país operan grandes corporaciones e intermediarios que compran directamente a los agricultores y acopian el producto, vendiendo o demorando ventas a la espera de mejores precios.

El 5 de agosto último Yingluck Shinawatra fue elegida por la Asamblea Legislativa primera ministra de Tailandia, convirtiéndose en la primera mujer en ostentar ese cargo en la nación asiática. Yingluck Shinawatra, es la hermana menor de Thaksin Shinawatra, gobernante depuesto en 2006. Su principal desafío es devolver al país la estabilidad política perdida tras el derrocamiento de su hermano.

Entre las medidas que acaba de adoptar, en respuesta a compromisos asumidos en su campaña política, dispuso que el Gobierno tailandés comprará arroz directamente a los agricultores, incluso a precios superiores a los de mercado, lo que beneficia a pequeños productores y desalienta el negocio de grandes acopiadores, a la vez que despierta preocupaciones sobre el precio internacional del arroz.

Según Fews Net es probable que este programa provoque un aumento de los precios internacionales, lo que tendría importantes con consecuencias para países que dependen de este producto básico para el alimento de su población, e incluso en algunos lugares, como el Cuerno de África, para enfrentar la hambruna.

Fews Net publica[ii] que el 10 de septiembre el Comité Tailandés de Política Nacional sobre el Arroz reinstaló el Mecanismo de Compromisos sobre el Arroz (Rice Mortgage Scheme), también conocido como Programa de Compromisos sobre el Paddy (Paddy Pledging Program).

Es probable que este nuevo programa –en el marco del cual el Gobierno thai comprará arroz a precios por encima del precio de mercado y acopiará grandes existencias de ese producto– provoque un aumento del 20% en el precio internacional del arroz a lo largo de los próximos tres meses. En el peor de los escenarios los precios del arroz podrían aumentar hasta el 50%, aunque esto último es poco probable debido al aumento de los suministros de otros países productores, que este año han tenido una buena cosecha.

Los países de  la costa de África Occidental, de América Central, y Djibouti, Somalia y Haití son los más vulnerables a este aumento ya que dependen de la importación de este producto.

Programa de Compromisos sobre el Arroz 

Para participar en el programa los agricultores, antes de la cosecha, ofrecen su arroz en garantía contra un préstamo del Gobierno. Tras la cosecha los agricultores pueden pagar el préstamo con su arroz al precio convenido en el compromiso de garantía, o bien venderlo en el mercado abierto y pagar su préstamo en dinero. Si el precio convenido en ese compromiso es menor que el precio de mercado, los agricultores probablemente venderán en el mercado abierto a mejores precios. Si el precio de mercado es igual o menor al del compromiso el Gobierno puede intervenir en el mercado para mantener el precio del producto, cuando menos al nivel del compromiso. El programa comenzará el 7 de octubre, en que comienza la temporada del arroz paddy.

Impactos potenciales sobre el precio internacional de mercado 

Los mercados de arroz a futuro han estado reaccionando a la política del Gobierno de Tailandia desde comienzos de agosto. Las opciones en el mercado de Chicago con entregas en noviembre tienen precios 20% superiores a los precios de julio, pese a las perspectivas de una muy buena cosecha mundial.

Impactos sobre el suministro y la seguridad alimentaria 

Con el arroz tailandés a precios más altos, otros exportadores pueden ofrecer menores precios y ganar una porción de ese mercado. Sin embargo es probable que las existencias de todos los países exportadores suban de precio como consecuencia del aumento de precios del tercer exportador del mundo, fijándose un precio internacional en relación con el precio del arroz tailandés.

Los países más afectados serán aquellos en que los pobres son los principales consumidores de arroz importado, como los países costeros de África occidental, lo que incluye a Senegal, Guinea Bissau, Guinea, Sierra Leone y Liberia. Mauritania, Gambia y Côte d’Ivoire se verán afectados en menor medida, porque consumen menos arroz, y lo mismo ocurrirá en Malí, que es gran consumidor de arroz, pero país produce grandes cantidades de este producto.

En África oriental se verán afectados Djibouti y Somalia, que sufren ya la emergencia de la hambruna, Tanzania y Mozambique, aunque algunas políticas gubernamentales pueden demorar o atenuar la transmisión del aumento del precio internacional.

La buena noticia es que los agricultores tailandeses obtendrán mejores precios por su labor y su producto y tendrán más margen para manejar su producción, sin quedar atados a los negocios de intermediarios y acopiadores. La contrapartida es que otros países que dependen de la importación de arroz para alimentar a su población tendrán que pagar precios más altos.

PoliticaPress


[i] Famine Early Warning Systems Network.

[ii] FEWS NET, Special Brief, September 15, 2011.