China y Japón impulsarían el comercio mutuo en yuanes y yenes

Los Primeros Ministros de Japón y China, Yoshihiko Noda y Wen Jiabao, reunidos en Beijing en la última semana del año acordaron fortalecer las relaciones comerciales y financieras de ambos países e impulsar el comercio bilateral en las respectivas monedas locales, que hasta ahora deben comprar dólares para luego cambiar a la moneda respectiva.

Tras la visita, el Banco Central de China (1) publicó en su sitio oficial (25/12/2011), que para respaldar el crecimiento económico y los lazos financieros entre China y Japón, ambos lideres han acordado reforzar la cooperación mutua en los mercados de ambas economías. Entre otras cosas anunciaron su interés en alentar las inversiones extranjeras directas de Japón en el continente chino, denominadas en renminbi, y respaldar el desarrollo de mercados de cambio directo entre yuanes y yenes, así como mercados de bonos en ambas monedas.

Ambos líderes hicieron referencia a las turbulencias en el mercado mundial y a la necesidad de diversificar el riesgo de divisas y fortalecer asociaciones económicas, así como mecanismos que reduzcan los costos de importadores y exportadores.

En cuanto a los riesgos de divisas China compró este año US$16.000 millones de bonos públicos japoneses y se espera que Japón compre bonos chinos por valor de US$10.000, y en cuanto al comercio bilateral, que en 2010 llegó a US$339.000 millones, Japón es el segundo socio comercial de China y ésta es el primer asociado comercial de Japón y el primer destino de sus exportaciones.

Considerado en el contexto comercial y político entre ambos países el anuncio indica una aproximación comercial entre las dos mayores economías asiáticas, vecinas tradicionalmente rivales y competidoras. Japón por otra parte ha anunciado su intención de ingresar en la Asociación Transpacífico (TPP), impulsada por Estados Unidos y considerada un potencial rival de China en la región. Esta última promueve a su vez una zona de libre comercio con Japón y la Republica de Corea, así como la cooperación financiera y monetaria en el Sudeste asiático y la internacionalización del yuan.

Considerado en el contexto global, el acercamiento chino a Japón puede leerse como una respuesta del gigante asiático a iniciativas de su principal competidor, Estados Unidos, que procuran fortalecer la relación que mantiene con Japón y con otros países de la región Asia Pacífico y acotar el avance chino en el mismo sentido.

Tomadas en detalle, las declaraciones chino japonesas son por ahora una expresión de interés y las medidas propuestas meramente potenciales, ya que se limitan a la intención de promover e impulsar determinados ámbitos de cooperación, pero no fijan plazos ni mecanismos de aplicación.

PoliticaPress

______________

(1) http://www.pbc.gov.cn/publish/english/955/2011/20111225173248498166576/20111225173248498166576_.html