Tiempo de descuento para el pago por emisiones de gases de las aerolíneas que llegan y salen de Europa

La Corte de Bruselas rechazó la demanda presentada por asociaciones y aerolíneas americanas contra la norma europea que regula las emisiones de gases de efecto invernadero, considerando que la directiva de la UE es compatible con estándares internacionales.

El 1 de enero de 2012 entran en vigor las nuevas normas europeas que regulan tales emisiones provocadas por las aerolíneas y conforme a las cuales todas las empresas aéreas que operen rutas con origen o destino en territorio europeo deben respetar los límites establecidos y las que los superen deberán pagar un derecho de emisión, que se supone se trasladará al costo de los pasajes.

La medida fue rechazada por un sinnúmero de países no europeos y más de una veintena de ellos reunidos en el Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO), entre los cuales Argentina, Brasil, China, Colombia, India, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos, firmaron una declaración conjunta rechazando la aplicación de la norma de la Unión a las operadoras no europeas, e instando a ésta a rever su medida.

Paralelamente a las negociaciones diplomáticas y oficiosas, varias grandes compañías aéreas presentaron en 2009 la demanda que acaba de ser rechazada.

No hay certeza sobre el rumbo que tomarán los países que se oponen a la medida: se dice que Rusia podría prohibir a sus compañías aéreas que paguen el costo referido, en tanto China, India y Estados Unidos han pedido lo mismo a sus compañías, y en este último país la Cámara de Representantes aprobó un proyecto para prohibir a las operadoras estadounidenses que participen del sistema y el Senado está tratando otro proyecto similar, con lo cual las aerolíneas se enfrentarían con dos regímenes contrapuestos: estarían obligadas a pagar conforme a disposiciones de una jurisdicción y a la vez obligadas a no hacerlo conforme a normativas de otra jurisdicción.

Algunos observadores estiman que varios países evalúan someter el caso ante la ICAO, o acordar en su seno alguna contramedida colectiva.

PoliticaPress