Japón flexibiliza prohibiciones a la exportación de armas

Tras una evaluación realizada por el Consejo de Seguridad del Japón, el país modifica su política sobre la exportación de equipos militares –que data de 1967 y que fuera enmendada en 1976– la que se regirá por los lineamientos dados a conocer oficialmente por el Secretario Jefe de Gabinete, Osamu Fujimura (i)

La política (ii) en cuestión se basa en tres principios conforme a los cuales Japón prohíbe la exportación de armas a países o regiones comunistas, a países sujetos a embargo por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a aquellos países involucrados o con probabilidad de involucrarse en conflictos internacionales.

En 1976 Japón endureció esas normas promulgando directivas adicionales que prohibían prácticamente la exportación a otros países no comprendidos en los Tres Principios, anunciando que el Gobierno no promovería la exportación de armas, independientemente del lugar de destino. Sin embargo, a fin de garantizar la efectiva aplicación de los acuerdos de seguridad con Estados Unidos introdujo una excepción que le permite realizar proyectos conjuntos y transferencias de tecnologías militares con ese país, con quien mantiene un Acuerdo de Asistencia para la Defensa Mutua.

Desde 1946 en que el país se declaró pacifista y renunció constitucionalmente (iii) a la guerra y a las fuerzas armadas, la política de defensa del Japón ha sufrido un sinnúmero de cambios, entre los cuales, creó las distintas fuerzas de defensa, celebró acuerdos al respecto con Estados Unidos y en 2004 promulgó su Política Básica de Defensa Nacional (iv), que reafirma esa alianza, y creó el Ministerio de Defensa.

Ahora, considerando los cambios en torno al comercio de equipos para la defensa y la cooperación internacional en esa esfera, Japón ha resuelto levantar las prohibiciones para suministrar equipo militar a misiones que contribuyan a la paz y participar en proyectos de desarrollo y producción bilaterales o multinacionales con países aliados.

Las modificaciones no flexibilizan sin embargo los controles a la exportación, que seguirán siendo muy rigurosos, e impone condiciones al uso posterior de los equipos militares, a la vez que mantiene inalterables los Tres Principios.

En cuanto a la exportación de equipos militares, ésta se abre para casos relacionados con contribuciones a la paz y la cooperación internacional, asistencia humanitaria y frente a desastres, respuesta al terrorismo internacional y la piratería, bajo acuerdos que garanticen que el país receptor no los utilizará para ninguna otra finalidad, ni los transferirá a terceros.

Y en cuanto a los proyectos de desarrollo y producción conjuntos los mismos se realizarán con países con los que Japón mantiene relaciones de cooperación en la esfera de la seguridad y cuando tales proyectos contribuyan a la seguridad de Japón, como el programa de desarrollo en defensa antimisiles que mantiene con Estados Unidos.

En ambas esferas, que se adoptan como excepciones a la política vigente, es preceptivo el consentimiento previo del Gobierno japonés, caso a caso.

Con los cambios mencionados Japón abre mercados para sus fabricantes, bajará sus costos de fabricación y tendrá acceso a las más nuevas tecnologías, con los beneficios económicos consiguientes, lo que le dará cierto margen de maniobra para su presupuesto militar.

Japón es el sexto país en gasto militar del mundo, y aunque su presupuesto para la defensa se ha reducido en los últimos años apremiado por necesidades en otros ámbitos, anunció recientemente que comprará a la estadounidense Lockheed Martin 42 aviones F-35 por un costo de alrededor de US$7.000 millones.

Con las modificaciones mencionadas, las empresas japonesas podrán realizar emprendimientos conjuntos con otras empresas estadounidenses en el rubro de los cazabombarderos, buques de guerra,  equipo pesado, etc.

La decisión de Japón ha sorprendido a muchos: tras cuatro décadas de prohibiciones el país ingresa al mercado de armas. Hay quienes estiman que la situación de sobreendeudamiento lo ha forzado a tomar esta medida por cuestiones más bien económicas, sin embargo, parece tener fuerte gravitación el tema de la seguridad regional.  En cualquier caso, con una sola decisión el país puede mejorar su situación en varios frentes: moviliza importantes sectores económicos, aumenta su potencial militar a menores costos y reafirma su relación con sus aliados estratégicos.

La situación económica mundial ha impulsado acuerdos comerciales de Japón con países vecinos: con China podría promover el comercio mutuo en yuanes y yenes y la compra recíproca de bonos públicos, y con India acaba de firmar un acuerdo de canje de monedas por US$15.000 millones, similar al que firmara recientemente con Corea del Sur, con lo cual asegura mercados y diversifica sus reservas de divisas. Por otra parte ha iniciado negociaciones para ingresar en el acuerdo de libre comercio de la Asociación Transpacífico, impulsado por Estados Unidos. (v)

En tanto el entorno de seguridad regional sigue su tradicional curso de equilibrio inestable, no sólo por la histórica tensión entre ambas Coreas, sino también por un sinnúmero de conflictos entre otros países vecinos que cada tanto recrudecen, y por las disputas no resueltas por el dominio del Mar del Sur de China, al tiempo que la región se arma en forma incesante. El presupuesto militar de China, por ejemplo, aumentó el último año alrededor de un 13%  y el país sorprendió al mundo también en 2011 con los vuelos de prueba de su avión caza stealth de quinta generación J-20, y con las pruebas de mar de su primer portaviones, el ex portaviones soviético “Varyag”, comprado a Ucrania en 1998.

Estados Unidos a su vez anunció que aumentará sus efectivos en Australia y su presencia militar en la región. (v)

Si la situación económica mundial y local abre cauce a acuerdos comerciales de Japón con países vecinos, el entorno de seguridad regional consolida sus alianzas de defensa con países amigos.

Raúl de Sagastizabal

___________________

(i) 27 de diciembre de 2011, http://www.kantei.go.jp/foreign/noda/topics/201112/20111227DANWA_e.pdf 

(ii) http://www.mofa.go.jp/policy/un/disarmament/policy/index.html 

(iii) http://www.cu.emb-japan.go.jp/es/docs/constitucion_japon.pdf 

(iv) http://www.mod.go.jp/e/d_act/d_policy/pdf/english.pdf 

(v) Notas relacionadas:

Asociación Transpacífico: Fuera de la OMC y sin China 

Asia Pacífico: Las iniciativas de las cumbres de noviembre de 2011